3. Monitoreo térmico de los volcanes con imágenes de satélite AVHRR

Mayo y Junio del 2005

 

Manuel Traña

En los gráficos de las figuras 3.1 a la 3.6 se presentan resultados de las anomalías térmicas del monitoreo térmico satelital y del monitoreo sísmico para los meses de mayo y junio. Los valores de las anomalías térmicas y las unidades RSAM son obtenidos a partir del procesamiento automático de las imágenes de satélite y los registros de las estaciones sísmicas. Las anomalías térmicas se obtienen a partir de las imágenes nocturnas con baja nubosidad (< 60%) tomadas de los volcanes en un área aproximada de 50 km2, donde el volcán se ubica en el centro. Las unidades RSAM representan una medida del estado de actividad de los volcanes y sus siglas provienen del inglés: Real-Time Seismic Aplitude Measurement (RSAM). Los datos sísmicos en unidades RSAM representan el promedio diario del registro efectuado en tiempo real por la estación sísmica más cercana al volcán. De los gráficos se puede observar que la actividad volcánica en el mes de junio transcurrió de manera normal y muy similar a la presentada en el mes de mayo, a excepción del Cerro Negro el que mostró una relativa disminución de su actividad sísmica.

 

Figura 3.1. Gráfica de resultados del monitoreo térmico y sísmico en tiempo real de los meses mayo y junio, 2005. Los resultados no detectaron anomalías térmicas ni actividad sísmica importante. En promedio la anomalía térmica para junio fue de 10 ºC y para el monitoreo sísmico de 8 unidades RSAM. Los valores que se observan muy dispersos representan fallas técnicas en el registro o la transmisión de la estación sísmica a partir de la tercera semana de mayo y parte de la primera semana de junio.

 

Figura 3.2. Gráfica de resultados del monitoreo térmico y sísmico en tiempo real de los meses mayo y junio, 2005. Los resultados no detectaron anomalías térmicas ni actividad sísmica importante. En promedio la anomalía térmica para junio fue de 6 ºC y para el monitoreo sísmico de 11 unidades RSAM. Los valores que se observan muy dispersos representan fallas técnicas en el registro o la transmisión de la estación sísmica.

 

Figura 3.3. Gráfica de resultados del monitoreo térmico y sísmico en tiempo real de los meses mayo y junio, 2005. Los resultados no detectaron anomalías térmicas ni actividad sísmica importante. En promedio la anomalía térmica para junio fue de 6 ºC y para el monitoreo sísmico de 8 unidades RSAM. Los valores que se observan muy dispersos representan fallas técnicas en el registro o la transmisión de la estación sísmica Cerro Negro: Comparación de anomalías térmicas máximas y el promedio diario de RSAM.

 

 

Figura 3.4. Gráfica de resultados del monitoreo térmico y sísmico en tiempo real de los meses mayo y junio, 2005. Los resultados no detectaron anomalías térmicas ni actividad sísmica importante. En promedio la anomalía térmica para junio fue de 13 ºC y para el monitoreo sísmico de 5 unidades RSAM. Los valores que se observan muy dispersos representan fallas técnicas en el registro o la transmisión de la estación sísmica, estos problemas se presentaron casi durante un mes.

 

Figura 3.5. Gráfica de resultados del monitoreo térmico y sísmico en tiempo real de los meses mayo y junio, 2005. Los resultados no detectaron anomalías térmicas ni actividad sísmica importante. En promedio la anomalía térmica para junio fue de 6 ºC y para el monitoreo sísmico de 14 unidades RSAM. Los valores que se observan muy dispersos representan fallas técnicas en el registro o la transmisión de la estación sísmica.

 

 

Figura 3.6. Gráfica de resultados del monitoreo térmico y sísmico en tiempo real de los meses mayo y junio, 2005. Los resultados no detectaron anomalías térmicas ni actividad sísmica importante. En promedio la anomalía térmica para junio fue de 7 ºC y para el monitoreo sísmico de 14 unidades RSAM. Los valores que se observan muy dispersos representan fallas técnicas en el registro o la transmisión de la estación sísmica.