3. Eventos importantes

 

3.1. Fracturas producidas por el sismo de magnitud 4.8 en el volcán Casita. 3 de enero, 2002

 

Graziella Dévoli, INETER

 

El día 3 de enero de 2002, ocurrió un sismo de magnitud 4.8 en el sector del volcán Casita. Ese mismo día Graziella Dévoli y Martha Herrera de la Dirección de Geofísica, viajaron al lugar para hacer sus observaciones en el campo, acerca de los efectos producidos por el sismo, así como averiguar el estado físico de la estación meteorológica que la Dirección de Geofísica ha instalado para alerta temprana contra deslizamientos y flujos. Al día siguiente 4 de enero, Graziella Dévoli, Sammy González y Virginia Tenorio, realizaron otra gira al sector del volcán Casita con el objetivo de hacer observaciones en el campo en las cercanías de las antenas y para instalar una estación sísmica portátil.

 

A continuación se presenta un escrito sobre el volcán Casita:

 

Antecedentes

El volcán Casita se ubica aproximadamente a 100 km al noroeste de la ciudad de Managua, en el Departamento de Chinandega (figura1).

Sus laderas se aprovechan para cultivo de café y en su cumbre se ubican antenas de telecomunicasiones.

 

 

 

El volcán Casita, cuya altura es de 1,405 m s.n.m, pertenece al complejo volcánico del San Cristóbal, el cual consiste de cinco edificios principales: volcán San Cristóbal, volcán Casita, caldera La Pelona, volcán El Chonco, cerro Moyotepe y por otros edificios secundarios como maares y algunos conos de escoria. Todos estos aparatos volcánicos produjeron durante el fin del Plioceno, Pleistoceno, hasta el Reciente, rocas piroclásticas, efusiones de lavas y en menor extensión domos de lava viscosa.

 

Figura 1: Mapa de ubicación del complejo volcánico San Cristóbal, Casita.

(Fuente: Dirección General de Geofísica).

 

 

 

Evolución geológica y geología

El volcán Casita  se encuentra al ESE del San Cristóbal y de acuerdo a Van Wyk de Vries 1999, en su cumbre se observan tres cráteres alineados este-oeste, cuya edad disminuye del oeste hacia el este.

 

El estrato-volcán Casita creció como la estructura más joven después de las calderas Pre- Pelona y Pelona y está cubierto al oeste por los depósitos recientes del volcán San Cristóbal. La mayoría de las erupciones de Casita fueron de tipo plinianas y sub-pliniana con flujos piroclásticos que alcanzaron varios kilómetros y la actividad eruptiva del Casita fue extensa, entre erupciones explosivas y flujos lávicos que se localizan al noreste sobre la caldera La Pelona.

 

El volcán se compone principalmente por flujos de lava y tefras en sus porciones basales; sobre los flancos este y sureste se observan depósitos piroclásticos y en sus porciones someras se compone por  escorias y numerosos y potentes depósitos coluviales, testigos de los deslizamientos continuos que se han venido produciendo desde hace miles de años, culminando con la avalancha del 30 de Octubre de 1998 (Sheridan et al, 1998).

 

La actividad  fumarólica es persistente a partir de la última erupción, que fue a finales del siglo 16. En el estudio de la Texas Instrument de 1970 se reconocieron alrededor de 9 campos fumarólicos en los flancos del volcán, de los cuales,  y de acuerdo a Hazlett, 1977, quedan activos tres campos fumarólicos cerca de la cumbre, uno de los cuales dentro del cráter La Ollada (96.2ºC) y otros al norte y al este de las antenas, fuera del cráter. Ambos son de baja temperatura y están relacionados a la intrusión de un dique cuyo alineamiento es N85ºO.

 

Marco estructural del área de estudio

El volcán Casita es considerado por Hazlett (1977), como el centro estructural del complejo volcánico del San Cristóbal, es decir el sitio en donde todos los tipos de alineamientos tectónicos se interceptan y que puede representar el probable  foco de subida magmática.  Hazlett, reconoce en el campo dos tipos de fallas: tectónicas y volcánicas; las tectónicas son paralelas o subparalelas a un alineamiento N30ºO y N35ºE y las volcánicas son relacionadas a esfuerzos superficiales debido a la misma actividad volcánica.

 

A partir del análisis de las fotos aéreas, las observaciones de campo y las informaciones bibliográficas se pudieron reconocer los siguientes alineamientos:

 

N70°-80ºO - Según Hazlett, 1977 todos los centros volcánicos son alineados N80ºO, a excepción del Cerro Moyotepe; de acuerdo a la interpretación de fotos aéreas se midió una alineación N70°O.

 

N35º-40°E - Un segundo alineamiento N35ºE evidencia un graben en la cumbre del volcán Casita. Este graben presenta un alineamiento N35ºE e intercepta la cumbre, formando las paredes NO y SE del cráter La Ollada. Tiene un ancho de 1.0-1.75 km. y una longitud de 15.5 km. Paralelas a este alineamiento son las fallas que forman la pared sureste de la Caldera de La Pelona. Respecto a las estructuras tectónicas observadas a lo largo de la cadena volcánica de Los Marrabios N-S y N20ºE; este alineamiento del graben del volcán Casita y las fallas de La Pelona son una excepción poco clara, para las cuales, Hazlett, 1977, sugiere un origen relacionado a ruptura tectónica profunda.

 

N-S - Un tercer alineamiento N-S evidencia fallas en el sector sur del volcán Casita en la zona entre la Montaña El Uval y Bella Vista. Esta última cruza el graben en la zona por debajo de las Antenas.

 

N25-30ºO – Otro alineamiento N25-30ºO se extiende desde el cráter de La Joya (Guanacastal) pasando por el volcán Casita y el Cerro Moyotepe hasta llegar a los cráteres en localidad de La Laguna. Dicho alineamiento cruza el volcán Casita y es evidenciado por 6.5 km. a lo largo de una falla entre la finca Bella Vista y La Hoya y por el alineamiento de la quebrada al oeste de Santa Narcisa.

 

NNE-SSO y NNO-SSE - El alineamiento NNE-SSO se reconoce en las fallas ubicadas en el sector suroeste del volcán Casita (Apastepe) y otro alineamiento de dirección  NNO-SSE se definió en el sector de La Pelona.

 

E-O - Un alineamiento E-O define las paredes meridionales de dos cráteres principales del Casita.

 

Fracturas y fisuras superficiales producidas por el sismo del 3 de Enero del 2002

El sismo de magnitud 4.8 generó la apertura de numerosas grietas y caída de bloques rocosos en la cumbre del volcán, especialmente en la zona donde están ubicadas las antenas.

 

El mismo día y el día siguiente equipo de la Unidad de Deslizamientos visitó la zona para recopilar datos de campo y evaluar los efectos producidos por el sismo.

 

El área más afectada fue solamente la parte alta donde están ubicadas las antenas de telecomunicación, al sureste del cráter La Ollada. Este sector es muy débil desde un punto geológico, en cuanto se compone por rocas lávicas extremadamente fracturadas y alteradas, y depósitos coluviales con grandes bloques, relictos de derrumbes y explosiones antiguas. Esto determina que sean más visibles los efectos del sismo, cuales fisuras y derrumbes. Además este sector ha sido más afectado debido a que el hipocentro fue muy superficial.

 

A partir de las observaciones de campo realizadas el día 3 de enero se observaron fisuras y fracturas según diferentes alineamientos mencionados a continuación (figura 2).

 

Camino a las antenas

N 27°O y N13°O – Fisuras según este alineamiento se observaron en el camino que lleva a las antenas un poco más al sur del campo fumárolico principal.  Ambas fisuras son apenas observables, presentando la primera un ancho de 5mm y la otra es cerrada, sin embargo en correspondencia de la misma se observa un ligero levantamiento en el terreno.

 

Antenas, Sector COCESNA

En este sector se observan diferentes fisuras y fracturas que corresponden a dos lineamientos principales:

 

N40°-50°E – dos fisuras paralelas, distantes entre ellas más o menos 1 m, que siguen este alineamiento se observan en el camino apenas afuera de la puerta de COCESNA, en correspondencia de las cuales se observa, por un lado el cemento levantado y roto y en otro el cemento del camino aparece desplazado de unos 2 cm.

 

El edificio COCESNA sufrió solamente daños en la acera externa del edificio: los azulejos están levantados parcialmente y la dirección aparentemente sigue este mismo alineamiento. Otra fisura se observa en el extremo oriental del terreno COCESNA en una parte plana antes de llegar al muro de piedras con una apertura de unos 2-3 mm. Estas fisuras pueden estar relacionadas con la falla que delimita el limite sureste del graben del volcán Casita, ya que se observan en una zona plana y no en zona de pendientes y además no se observan algún desplazamiento vertical.

 

El muro de piedras, que delimita el terreno al este, sufrió daños y está parcialmente caído. Fuera del muro en una zona de fuertes pendientes se observan otras dos fisuras paralelas que siguen la misma dirección y presentan una apertura de unos 10-15 cm; en estas se observan movimientos verticales y debido a las fuertes pendientes se pueden relacionar con fisuras de escarpe de futuros deslizamientos. En este sector se observan que los grandes bloques han sido desplazados por las sacudidas sísmicas. Estas fisuras podrán ensancharse durante el invierno y dar inicio a deslizamientos en este sector.

 

N-S – fisuras entre ellas paralelas que siguen esta dirección se observan fuera y dentro del cerco del terreno COCESNA en el sector sur, en proximidad de una fuerte pendiente que corresponde al borde del pequeño cráter del volcán Casita. Presentan un ancho mínimo de 1 cm y un débil desplazamiento vertical, por lo cual se pueden asociar a fisuras de escarpe de deslizamientos (Foto 1). También en este caso es probable que estas fisuras se pueden abrir y que en este sector se produzcan pequeños deslizamientos.

 

Antenas - Camino bajo que bordea el cráter La Ollada hacia Antena Canal 2

En este sector se observan diferentes fisuras y fracturas que corresponden también a los mismos lineamientos mencionados anteriormente:

 

N40°-50°E – una fisura que sigue este alineamiento se observa en el sendero que colinda con la antena de  ENITEL con el camino que va hacia las otras antenas ubicadas en la parte baja y presenta 1 cm de ancho. Su continuación en el terreno está tapada por el derrumbe. Otra fractura grande, con un ancho de unos 6 cm, pudiéndola seguir por unos 50 metros de longitud, se observa en el camino principal que se dirige a las antenas de Canal 2 y a la estación meteorológica de INETER. Esta fisura parece estar relacionada con la falla que delimita el limite sureste del graben del volcán Casita, sin embargo se encuentra en una zona próxima al borde del cráter La Ollada por lo que se supone también que sea fractura de deslizamientos.

 

Foto 1.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

N-S – fisuras entre ellas paralelas que siguen esta dirección se observan en la parte más sur de este sector al oeste de las antenas de Canal 2 (Foto 2).  Aquí se observa una zona de unos 5 m de ancho con 4 fracturas paralelas entre ellas y con unos 4-6 cm de ancho. En estas fracturas no se observan desplazamiento vertical o lateral si no que movimientos de extensión por lo tanto no parecen ser relacionada a fisuras de escarpe de deslizamientos. Estas fracturas parecen estar relacionadas a la falla N-S que desde Bella Vista pasa hacia la cumbre del volcán, poco debajo de las antenas, aproximadamente en la zona donde está ubicada la estación meteorológica de INETER, interceptando en este sector la falla N40°E que representa el limite sureste del graben. En este sector se localizan algunos edificios de antenas que sufrieron débiles daños como inclinación de las casetas o de las antenas (Foto 3).

 

 

Foto 2.

 

 

Foto 3.

 

 

Caídas de bloques

Las caídas de bloques lávicos se observaron en zonas más inestables en correspondencia de algunos cortes del camino que lleva a las antenas. Los bloques son parte de los depósitos de viejos derrumbes, como los que se observan en la parte norte de las antenas a lo largo del camino o en el depósito del flujo de detritos producido en 1998 durante el huracán Mitch, que bajó a la hacienda de Argelia, como se pudo observar a lo largo del camino al sur de las antenas (Foto 4). En este sector se observó la caída de bloques provocados por el sismo principal y otros bloques a raíz de la replicas de la tarde del día 3 de enero.

 

Deslizamientos

Un deslizamiento de unos 50 metros cúbicos de material ocurrió en el camino, que va desde la Antena Enitel hasta las antenas de Canal 2. El escarpe de este deslizamientos se ubica en el terreno de la Antena ENITEL donde produjo daños en los adoquines y en la cerca metálica (Foto 5). El escarpe presenta una orientación N50°O y se pueden observar fisuras paralelas al escarpe de forma semicircular, en  la parte posterior del mismo. Otros pequeños derrumbes se han producido en el escarpe del flujo del Casita del 1998. La ubicación y orientación de este escarpe coincide con la falla que forma el limite sureste del graben, con dirección N35°-40°E.

 

 

Foto. 4

 

 

 

Foto 5.

 

 

 

 

 

Figura 2.  Mapas de las fisuras y fracturas encontradas en el campo, por efecto del sismo del día 3 de Enero, 2002. Con epicentro en el sector del volcán Casita.

 

 

Conclusiones

Las observaciones de campo han permitido evidenciar que el sismo del 3 de Enero de 2002 ha producido como efectos principales fracturas superficiales y pequeños derrumbes a lo largo de una dirección principal  N40°-50°E la cual corresponde a la falla que limita el borde sureste del graben del volcán Casita. Es probable que sea este sistema el que se ha activado con el sismo, activando a su vez la falla N-S, sobretodo en la zona de intersección, siendo esta la zona de mayor debilidad.

 

Recomendaciones

El peligro más inminente es la formación de pequeños deslizamientos en las zonas mencionadas anteriormente de fuertes pendiente donde se han observados fisuras de escarpes que podrían estar relacionadas a futuros deslizamientos. En estas zonas en particular es recomendable mantener la vigilancia constante durante la estación lluviosa en conjunto con Defensa Civil, cuidadores de las Antenas y la Unidad de Deslizamientos de INETER.

 

Bibliografía

Texas Instruments, Inc., 1970 – Reporte final, proyectos de Recursos Geotérmicos Etapa Una. Parte 2, Geología Regional, Manifestaciones Termales de Nicaragua Occidental. Informe elaborado por el Gobierno de Nicaragua, Ministerio de Economía Industria y Comercio.

 

Hazlett. R.W. (1977) - Geology and hazard of the San Cristóbal volcanic complex -Nicaragua. Dartmouth College, Hanover New Hampshire, (Tesis de Maestría) - June 1977.

 

Van Wyk de Vries et al 1999 - Analisis Estructural del deslizamiento del volcán Casita: origen, amenazas y comparación con otros volcanes vecinos.

Sheridan et al, 1998. Report on the October 30, 1998 avalanche and breakout flow of Casita Volcano, Nicaragua, triggered by Hurricane Mitch, report to Volcano Network, November, 1998