>> Ir al índice del boletín

 

3. Área de Deslizamiento

 

3.1. Inestabilidad de Laderas Asociadas a Movimientos Sísmicos

 

Sammy González

 


Introducción

 

El día 13 de Junio se produjo un movimiento sísmico cuyo epicentro se localiza aproximadamente en las coordenadas (UTM) N 1511620 y E 606200, localizadas en el municipio de Quilalí del departamento de Nueva Segovia (hoja topográfica: Ciudad Sandino No 2957-II).

 

La Unidad de Deslizamientos, integrada por G. Devoli y S. González procedió a realizar una visita a la zona, con el objetivo de constatar in situ las evidencias geológicas directas como resultado del evento sísmico, tales como: presencia de fracturas, fallas y movimientos de laderas en el más amplio sentido de la palabra.

 

La gira de campo se dividió en dos partes; inicialmente se visitó el Municipio de Somoto del departamento de Madriz y posteriormente el Municipio de Quilalí del Departamento de Nueva Segovia.

 

A continuación se presenta una breve descripción de las observaciones realizadas en ambos puntos.

 

1.      Municipio de Somoto

Las coordenadas del área visitada son:  N 1483950 y E 0531520 (Hoja Topográfica Somoto No 2856-II). Desde el punto de vista geológico, la zona se encuentra asentada sobre rocas volcánicas posiblemente del Grupo Coyol de edad terciaria, intensamente fracturadas y agrietadas.

 

Como parte de las actividades de campo  se recomendó la realización de un estudio geológico a detalle, que incluya entre otros factores levantamiento geológico local, fotointerpretación y geofísica (métodos eléctricos), como complemento, recopilar la información de los movimientos sísmicos ocurridos en la zona y su posible asociación con fallamiento local, considerar el monitoreo de alguna de las estructuras, dado que según manifestaron existen fracturas que se encuentran en movimiento. 

 

2.      Municipio de Quilalí

La visita de campo al municipio de Quilalí tuvo como objetivo conocer las zonas afectadas por el sismo y la posible activación de movimientos de ladera (ver figura 1. Mapa de ubicación).

 

De acuerdo a la información proporcionada por funcionarios de la alcaldía municipal, donde mencionan los daños ocasionados a las diferentes comunidades se procedió a visitar el cerro La Bujona, donde se pudo observar lo siguiente:

 

·        Las rocas aflorantes en la zona corresponden a rocas volcánicas terciarias, posiblemente del Grupo Coyol.

·        Producto del movimiento sísmico, en las coordenadas N 1503750 y E 609000 se produjo la caída de un bloque de andesita basáltica con un diámetro mayor a 1m

·        Existe una zona de ruptura en las coordenadas N 1503750 y E 609250 de aproximadamente unos 100 m de longitud, perpendicular a la pendiente y de manera discontinua, la cual, según datos de pobladores locales fue activada con el paso del huracán Mitch, ésta zona está afectada por el movimiento de una masa de suelo con un desplazamiento aparentemente lento.

 

Figura 1.

 

 

A manera de resumen podemos mencionar que la caída de bloques desencadenada por el movimiento sísmico  incrementó la acción de la fuerza de gravedad actuando sobre el bloque, el cual por razones naturales (erosión) y antrópicas (quemas, despale) ha perdido cohesión con el suelo.

 

Estos bloques se desplazan siempre que la pendiente mantenga una inclinación suficiente para que el peso de éstos supere al efecto de roce, y se detienen en el punto donde la resistencia derivada de la rugosidad llega a compensar la tendencia gravitatoria al descenso.

 

Con respecto a la zona de deslizamiento no se cuenta con suficiente información de la velocidad del desplazamiento, por tal razón se prevé realizar giras posteriores para conocer las características del mismo, tanto de sus dimensiones como de la geología local.

 

Los dos puntos mencionados se pueden observar en la Hoja Topográfica  Wiwilí  No 3056-IV.