>> Ir al índice del boletín

 

2. Vigilancia Volcánica.

 

Martha Navarro, Virginia Tenorio, Jorge Cruz, Armando Saballos

 

Resumen


 

Durante el año 2000 se mantuvo la vigilancia sísmica las 24 horas del día y  vigilancia visual en los volcanes: San Cristóbal, Telica, Cerro Negro, Momotombo, Masaya y Concepción.

 

En el volcán San Cristóbal se produjeron flujos de lodo en la ladera Sur (esto provocó alarma a la población). Se realizaron estudios detallados para determinar el alcance máximo que podrían afectar estos flujos de lodo (Dévolli y otros, 2000). Se hicieron recomendaciones a las autoridades del Comité de Emergencia Nacional y a la Defensa Civil, para evitar el peligro de estos flujos, y gracias a esto no se registraron daños a las poblaciones que viven en los alrededores del volcán.

 

El volcán Telica, presentó actividad sísmica y eruptiva en los dos primeros meses del año.

 

El volcán Cerro Negro, se mantuvo en relativa calma.

 

El volcán Momotombo presentó crisis sísmicas, en los meses de abril, mayo y junio. En junio aumentaron las temperaturas en las fumarolas del cráter. Se observó un pequeño incremento en las emanaciones de gases. No hubo salida de materiales volcánico.

 

El volcán Masaya, no presentó cambios de importancia. Se mantuvo la observación visual del cráter Santiago y de los Cerro San Fernando y Comalito. Se realizaron tomas de temperaturas de forma continua, para ver los cambios de esa variable en el tiempo.

 

El volcán Concepción, presentó crisis sísmicas los meses de diciembre de 1999, enero y febrero de 2000. También presentó actividad freática.

 

En julio se produjo un terremoto de 5.0 en la escala Richter en la Laguna de Apoyo, provocando destrucción de viviendas y la reactivación de las fallas en el sector.

 

El comportamiento de la actividad sísmica y eruptiva, se presenta en la figura 1, para los volcanes: San Cristóbal, Telica, Cerro Negro, Momotombo, Masaya y Concepción. En la figura 2, se presenta el mapa de la cadena volcánica de Nicaragua.

 

 

 

 

 

Figura 1.

Amplitud sísmica (RSAM) de los volcanes observados en 2000; San Cristóbal (CRIN),

 Telica (TELN), Cerro Negro (CNGN), Momotombo (MOMN), Masaya (MASJ)

y Concepción (CONN).  2000

 

 

 

 

Figura 2.  Mapa de la cadena volcánica de Nicaragua.