>> Ir al índice del boletín

 

2.1. Volcán San Cristóbal

Latitud: 12.70º N, longitud: 87.02º O

Elevación: 1745msnm.

Es un estratovolcán, localizado a 70 Km. Al ESE del Volcán Cosigüina. En su historia eruptiva ha tenido 9 erupciones desde el tiempo de la conquista. Está compuesto por los volcanes: Caldera Volcán Casita, Cerro Mocintepe, cráteres La Joya y El Chonco (domo), Laguna y cráteres de colapso. El tipo de erupciones ha sido mayormente Estromboliana a Sub-Pliniana.

 

La actividad eruptiva que inició en diciembre de 1999 se mantuvo constante hasta la segunda semana de febrero de 2000. En enero inició la parte mas baja de la actividad eruptiva con pequeñas emanaciones de cenizas, como parte del proceso freático iniciado el 20 de noviembre de 1999. Las cenizas se distribuyeron al Oeste de la base del volcán (ver foto 1).

 

La actividad se incrementó en marzo, con salida rítmica de columnas de ceniza que alcanzaron 300 m. La máxima altura de columna alcanzó 1,000m sobre el cráter.

 

El volumen de ceniza estimado fue de 0.003 km3 (ver figura 1, el mapa de isopacas de las cenizas del volcán (elaborado por G. Dévoli y J. Cruz., mayo, 2000).

 

La ceniza llegó hasta la costa del Pacífico a 45 km al Oeste del volcán. Afectó las ciudades de Chinandega, El Viejo y  Puerto de Corinto (ver foto 2).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Foto 1.

 Medición de espesor de ceniza en las faldas Oeste del volcán

 San Cristóbal. Marzo, 2000

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Foto 2.

 Imagen de satélite, tomada de discovery.com. Marzo, 2000

 

 

 

En mayo cerca del cráter se encontraron pequeñas bombas de lava del tamaño 10x10x5 cm, 3x10x5 cm y 12x10x3 cm, que fueron expulsadas en la fase final del proceso eruptivo (ver foto 3). En junio, la actividad eruptiva decreció bruscamente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Foto 3.

Borde Sur del cráter, volcán San Cristóbal. Se observan las bombas

expulsadas por las explosiones.

Foto:  P. Pérez.  Dirección de Vulcanología.

Diciembre, 1999

 

 

 

Las trampas recolectoras de cenizas que se ubicaron en la estación sísmica a 800 m al Oeste del volcán, fueron analizadas. Los resultados de los análisis determinaron, que las  concentraciones encontradas, no fueron contaminadas con magmas jóvenes, ya que los porcentajes de sulfato y cloro, están por debajo de la media.

(ver tabla 1.)

 

 Tabla 1.  Análisis de la ceniza recolectada en la estación sísmica  del San Cristóbal,  Marzo, 2000

FECHA

PH

± 0.05

SO42-

(mg/L0) ± 20%

Cl-

(mg/L) ± 20%

Conductividad

Eléctrica (μS/cm) ± 1

Nov. 21, 1999

4.37

3470

780

763

Nov. 22, 1999

4.94

3540

360

580

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Figura 1.

Mapa de isopacas de la distribución de las cenizas del volcán San Cristóbal en abril de 2000.

Los depósitos alcanzaron 1m de espesor en ciertas áreas cerca de la boca del cráter.

Las isopacas están medidas desde 90 cm hasta 0.5 cm.

El volumen total de cenizas fue de 0.003 km3.

Elaborado por: G. Dévoli y J. Cruz en mayo, 2000

 

 

 

Con la colaboración de la Universidad de Montreal, se realizaron mediciones de COSPEC (Espectrómetro de Correlación), para medir los contenidos de dióxido de azufre en los gases y cenizas para el volcán San Cristóbal, los días 19 y 20 de marzo.

 

Los contenidos de dióxido de azufre presentaron cambios significativos el día 20 de marzo de 2000, lo que sugiere los pulsos de salida de gases y cenizas después de una explosión (Figura 2).

 

 

                                                 Figura 2.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Mayo las primeras lluvias produjeron corrientes de lodo que afectaron las comunidades de Las Rojas, Suiza, El Socorro, Valle Los Morenos. Estas zonas ya eran conocidas, por los flujos de lodos ocasionados durante el mes de diciembre de 1999. Los flujos de lodo se iniciaron en la cima del volcán, luego se encausaron por las cárcavas y cauces existentes, hasta llegar a estas comunidades. Los depósitos alcanzaron espesores máximos de 1 a 1.5 m, y 100 a 200 m de ancho en la comunidad de Las Banderas, donde se dio la máxima afectación.

 

Los otros dos flujos de lodo más importantes se produjeron en las haciendas Las Rojas  y La Suiza. En Las Rojas, el depósito cubrió todo el camino-cauce entre 10 y 15 m, con espesores de 20 a 50 cm. En La Suiza, el depósito rebasó los caminos y penetró en huertas y pastizales, alcanzó un ancho de 1 km, con espesores máximos de 35 cm. No se registraron daños a viviendas ni muertes.


 

Durante los meses posteriores, la actividad se mantuvo relativamente baja. Se observaron pequeñas salidas de gases. En este período no se produjeron explosiones, aunque en el mes de octubre se observó abundante salida de gases (ver foto 4).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Foto 4.

 Volcán San Cristóbal.

 Foto : N. Kerle. Universidad de Cambridge, Inglaterra. Noviembre, 2000

 

 

Con respecto a la actividad sísmica, el volcán presentó incremento en los meses de enero a junio de 2000. Los tipos de eventos registrados en el período de estos meses, se caracterizaron por señales de explosiones y de desgasificación. Muy pocos eventos fueron del tipo volcano-tectónicos. Lo que también corrobora que la actividad fue de tipo freático.

 

La amplitud sísmica en el período de enero a junio, presentó aumento hasta más de 100 unidades RSAM (Amplitud Sísmica en Tiempo Real). En la fase crítica de la actividad aumentó la amplitud del tremor y al mismo tiempo el número de sismos. (ver figura 3).

 

Con el sistema RSAM se registraron por primera vez, las señales de flujos de lodo, ocurridos en el mes de mayo.  

 


El número de sismos registrados en el volcán fue de 30,107  en todo el 2000.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                      Figura 3.  Amplitud Sísmica del Volcán San Cristóbal. 2000

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

Figura 3.  Amplitud Sísmica del Volcán San Cristóbal. 2000