>> Ir al índice del boletín

 

Introducción

 

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales INETER, publica por medio de este Boletín Sismológico Anual, información sobre la actividad sísmica registrada por la Red Sísmica Nacional. Este recoge todos los sismos localizados, con epicentros tanto a nivel nacional como regional y telesismos, durante 1998.

 

Se incluye un compendio de información sobre la sismicidad en forma de enjambres sísmicos registradas en áreas pobladas y sismos sentidos por la población, principalmente de la zona del Pacífico. En estos casos y debido a la importancia que brinda la evaluación cualitativa de la información macrosísmica, se realizaron visitas a las zonas afectadas, cubriendo principalmente el área epicentral.

 

Además se informa sobre la vigilancia de la actividad sísmica en los volcanes activos de Nicaragua, que es un instrumento principal para la alerta contra erupciones volcánicas.

 

El año 1998 fue un año exitoso en el desarrollo de la red sísmica de Nicaragua, no solamente se pudo mantener la red, sino se logró aumentar el número de estaciones y mejorar la calidad del procesamiento de datos.

 

Además se ejecutaron proyectos en el campo de investigación de la amenaza sísmica y volcánica en Nicaragua, que son  de gran importancia para el futuro del país, considerando la necesidad de tomar en cuenta el riesgo sísmico y volcánico en la planificación del desarrollo.

 

En octubre de 1998, el huracán Mitch causó la posiblemente peor catástrofe natural en la historia de Nicaragua, tal vez de toda América Central. Lluvias extremadamente fuertes causaron en el Noroeste del país enormes daños a la infraestructura. Corrientes, inundaciones y numerosos deslizamientos de tierra provocaron la muerte de muchas personas. Estos estragos y especialmente la tragedia del volcán Casita (2,000 muertos) fueron un impulso de intensificar aún más el desarrollo de un sistema de alerta y alarma contra catástrofes naturales en Nicaragua, parte importante del cual es la Red Sísmica. Por eso, INETER está proyectando un desarrollo acelerado de la red para el año 1999 – la transformación de una red con objetivos científicos hacia un sistema eficiente, rápido y confiable de alerta y alarma contra efectos sísmicos y volcánicos y contra tsunami.

 

Contamos con un amplio apoyo internacional en este trabajo, teniendo una cooperación fructífera con instituciones sismológicas y geo-científicas de América Central, Noruega, Suiza, Alemania, Estados Unidos y otros países.