LUNES 14 DE JUNIO DEL 2004 / EDICION No. 23480 / ACTUALIZADA 1:49 am



La Prensa Literaria
Nosotras
Aqui entre nos
El Azote
Cabito
Suplementos Comerciales





EL HUMOR DE



Escoja servidor más cercano:
Nicaragua Nicaragua
Estados Unidos Estados Unidos



Especial
Tiscapa: el coliseo abandonado de Managua

Foto  

 

Roberto Sánchez Ramírez/Especial para LA PRENSA

Uticapa, en náhualt significa “en el agua de la piedra de los sacrificios”. El Parque Histórico Nacional Loma de Tiscapa comprende: la laguna de origen volcánico, la parte superior donde estuvo la Casa Presidencial y la Tribuna Monumental sobre la Calle Colón. Actualmente se elabora el Plan de Manejo de la Laguna, se concluyó el estudio sobre la Tribuna y la terraza norte, donde se piensa funcione un gran museo

De acuerdo con los geólogos, la Laguna de Tiscapa es de origen volcánico y se formó hace unos diez mil años dentro del cráter de un volcán extinto, con una superficie del espejo de agua de 14.98 hectáreas y una profundidad media estimada en 42 metros. Tiene una forma aproximadamente circular, con un eje mayor de 471 metros en dirección Este/Oeste y un eje menor de 419 metros en dirección Norte/Sur.

A través de la Laguna –la única de origen volcánico en el centro de una capital– pasa una de las principales fallas geológicas que afectan la ciudad capital. Pero a pesar del alto riesgo que representa, los managuas deben de sentirse orgullosos de tener una belleza natural, tan especial en el casco urbano. Incluso, algunos estudiosos de la Laguna se han atrevido a decir que “Tiscapa debe ser para Managua, lo que es el Coliseo para Roma”.

O sea, que siguiendo la analogía, el abandono y la destrucción a lo que los managuas han condenado por décadas a su tesoro único, equivaldría a que los romanos dejaran en el abandono su coliseo.


LEYENDAS DE LA LAGUNA

La Laguna de Tiscapa ha inspirado algunas leyendas y misterios de las cuales existen diversas versiones de los cronistas. La primera leyenda cuenta que en tiempos prehistóricos, la Laguna de Tiscapa fue destinada para ofrecer sacrificios humanos. La segunda leyenda se refiere a que en Uticapa existe una serpiente que cuando emerge, presenta en la cabeza dos prolongados cuernos y en medio de éstos una cruz. Por otra parte se asegura que la serpiente sale a flote sólo en la Semana Santa y que quien anhela conocerla debe mantenerse oculto en la montaña que circunda a la Laguna, de lo contrario se introduce en el agua inmediatamente.

La tercera leyenda llamada “la Laguna de Tiscapa robada por los brujos de Managua”, ocurrió antes de la Conquista. Narra que una princesa llamada Xincalt, hija del Cacique Cuzcatleco del Reino del Cuzcatlán que se enamoró a primera vista de un viajero llamado Nahoa, quien decía ser hijo del Cacique del Reino del Quiché. Comprendiendo que el padre no permitiría que su hija se marchara con él, los enamorados planearon escaparse utilizando para ello un camino que bordeaba una bella laguna. Por la noche cuando huían, la princesa contempló la laguna y se puso a llorar. Nahoa la consoló diciéndole que se la podían llevar y diciendo un conjuro la convirtió en un charquito.

La laguna fue depositada dentro de un huevo de guajolote, llevándola consigo durante el viaje hasta llegar al territorio que hoy ocupa la Laguna de Tiscapa, próximo al poblado de Imabite ubicado a orillas del Lago Xolotlán. El joven se presentó ante su padre diciéndole que traía consigo a la Princesa Xincalt y a su bella laguna que ella se quiso traer desde sus tierras y de inmediato se la entregó al Cacique su padre. Al dárselo éste se escurrió de sus manos, rodando por el precipicio hasta alcanzar el fondo del cráter de un volcán extinguido, llenándose hasta formar la Laguna de Tiscapa.


ADEMÁS, TESORO ARQUEOLÒGICO

La información sobre las actividades de los antepasados precolombinos es muy escasa, y las únicas fuentes de que se dispone para reconstruir ese pasado son los depósitos arqueológicos. Para los indígenas precolombinos, vivir al borde de una sabana seca era razonable si se tenía acceso al agua, la cual abundaba en el lago, en los pantanos costeros y en el grupo de lagunas volcánicas, entre ellas la Laguna de Tiscapa. Es razonable por lo tanto que el nombre Tiscapa en náhuatl signifique “en el agua de la piedra de los sacrificios” y en lengua mexicana “en lugar del charco”. En estos cuerpos de agua donde no sólo extraían peces sino también aprovechaban la humedad de la ribera para cultivar la subsistencia a lo largo del año.

En los alrededores de la Laguna de Tiscapa se han encontrado restos arqueológicos precolombinos. La poca profundidad de este depósito (50 cm) puede que se deba a eventos volcánicos que obligaron a la gente a abandonar el lugar, pues a esa profundidad se encontró una capa de talpetate de 40 cm. de espesor, continuando inmediatamente otra capa de tierra arenosa de color negra, que puede contener evidencia de ocupación humana más temprana; o bien puede ser que esta área fue ocupada más tardíamente.

Esto último quizás se deba al alejamiento de la gente, cada vez más de la costa del lago por la gran densidad poblacional que tuvo Managua. Cuando el español, Francisco Hernández de Córdoba, conquistó Managua en 1524, ésta consistía en una sucesión de chozas y huertos ubicados como “una lengua soga” a lo largo de la costa del lago, obligándolos a ocupar las áreas más alejadas pero con mucha más abundancia de animales, que les permitirían alimentarse de mejor manera.

Por el material lítico recuperado se puede decir que entre sus actividades cotidianas practicaron la agricultura del maíz, y quizás de tubérculos y vegetales, evidenciado en soportes de metates, pistilos o machacadoras. Además, practicaban la caza y la pesca, y quizás la recolección; las puntas y fragmentos de éstas, que fueron recuperadas, así lo sugieren, lo mismo que las pesas de redes. Los huesos extraídos, se reducen a unas cuantas especies consumidas. El animal que más sobresale en la muestra es el venado, el cual está representado por una muela y dos huesos.


SITIO HISTÓRICO

La parte superior del cráter albergó también durante más de cuatro décadas la Casa Presidencial, dominante en la altura más prominente de su cráter, también estaban localizadas las cárceles y salas de torturas, donde fueron sometidos a toda clase de vejámenes y muerte, gran cantidad de ciudadanos heroicos que luchaban por la causa de la libertad.

El terremoto de Managua de 1972 destruyó la Casa Presidencial y otras instalaciones militares que se encontraban en sus alrededores, quedando toda esa área abandonada, pero resguardada por la Guardia Nacional, primero y el Ejército y la Policía Nacional después, hasta el año de 2001, en que la Alcaldía de Managua tomó bajo su cargo la restauración del área, siendo nuevamente abierta al público a partir de esa fecha.

El conjunto de la Laguna de Tiscapa con el Monumento Histórico Nacional conforma un valor histórico y cultural de incalculable valor para la comuna de Managua, con el cual se está promoviendo la obra de Augusto C. Sandino y la gesta de los Mártires del 4 de Abril de 1954, a fin de convertirlo en un centro de recreación para el turismo nacional y extranjero, asegurando un lugar en la historia a las legítimas luchas del pueblo nicaragüense, en la búsqueda de su autodeterminación y de la construcción de la democracia.


EL BALNEARIO DE LOS MANAGUAS

La Laguna de Tiscapa era un lugar de esparcimiento de jóvenes que practicaban el deporte de la natación. “Tiscaperos” le decían a quienes casi diario se bañaban en las aguas limpias y frescas de la laguna, con la salvedad de que el día domingo la concurrencia era religiosa. Quien se atrevía a cruzar sus límpidas aguas, era una máxima gloria, pues se reconocía que sus aguas eran peligrosas. Hubo un club que presidía el conocido caricaturista Salomón “Chilo” Barahona junto a Ernesto Bunge “Mister Hit” cronista deportivo; el doctor Alfonso Oviedo Reyes, Albertina “Tina” Zelaya, Aníbal Mayorga, Augusto Munkel, Domingo Gutiérrez y Alberto Baset. “Chilo” dejó de ir a la laguna a los 90 años de edad.

Los ciudadanos de mediana edad evocan los tiempos en que en sus aguas se entrenaban los socorristas y buzos de la Cruz Roja Nicaragüense. En 1982 en la parte norte, se construyó un escenario flotante y un anfiteatro con capacidad para unas mil personas, lugar donde se celebraban festivales musicales.

Sin embargo, el 2 de noviembre de 1985, la altura de las aguas subió por encima de su nivel tradicional, ocasionando que el escenario se hundiera, terminando así con todas las actividades culturales, que se habían convertido en una tradición para la población de la capital.

El área protegida Laguna de Tiscapa está asociada con las viejas costumbres de los pobladores de la capital. La pared norte del antiguo volcán, se conserva en parte y observada del lado de la costa del Lago de Managua, se asemeja a una montaña. Ésta se constituyó en una referencia geográfica para los habitantes de la ciudad, cuando ésta aún no sobrepasaba este límite natural. En la Managua pre terremoto y aún en los años 70 en vez de decir hacia el sur, se decía hacia la montaña, no obstante, que la capital había crecido a su alrededor.

La parte alta del cráter de la Laguna es un lugar privilegiado de la ciudad, dado que ofrece una visión paisajística excepcional de la capital y sus alrededores, incluido el Lago Xolotlán o de Managua y las colinas de Las Sierras de Managua y los Cerros Cuapes de la Península de Chiltepe. El paseo que circunda la parte oriental del borde superior de la Laguna de Tiscapa ofrece una vista preciosa del cuerpo de agua y de la vegetación que crece en las laderas del cráter. Actualmente se ha instalado un Canopy con tres plataformas que permite a los aventureros prácticamente “volar” sobre la laguna.

Sin duda alguna, el valor natural más importante, es el hecho mismo de que la Laguna de Tiscapa y su cráter constituyen un ecosistema único, con su propias características de flora y fauna, situada en medio de una ciudad, con relevancia geológica de consideración, ya que es atravesada por una de las fallas geológicas de mayor impacto en los procesos tectónicos que continuamente afectan la capital. La Laguna de Tiscapa es tal vez el lugar más lindo y representativo de toda la ciudad de Managua. Además de regalar una vista preciosa de sí misma, de la ciudad y del lago, es un oasis dentro de la congestión de la capital.

La Laguna de Tiscapa, fue declarada área protegida con categoría de Reserva Natural, a través del Decreto No. 4291 del 31 de octubre de 1991 “Declaración de Áreas Protegidas en Varios Cerros y Macizos Montañosos, Volcanes y Lagunas del País”, publicado en La Gaceta No. 207 del 4 de noviembre de 1991. Luego con fecha 25 de abril de 1996, se creó el “Parque Histórico Nacional Loma de Tiscapa”.


PROBLEMÁTICA

Desde que conectaron el cauce a la Laguna, todo lo que sucede en ella tiene que ver con todo lo que ocurre en la Cuenca Sur del Lago de Managua y más específicamente con la Microcuenca “D”, que comprende el área donde se encuentran asentadas las comarcas de Los Ladinos, Las Viudas, Jocote Dulce y San Isidro de la Cruz Verde, hasta llegar a la parte más alta ubicada en El Crucero.

Cuando llueve, las aguas que se infiltran (principalmente donde hay suelo con bosque) en todo este territorio forman el manto freático de aguas subterráneas, las cuales alimentan a la Laguna. Por otra parte, el agua de lluvia que no se infiltra, se escurre sobre el suelo, hasta formar los cauces que desaguan en su destino su natural en la parte baja, que es el Lago de Managua.

A lo largo de los años, la ciudad de Managua se ha ido extendiendo hacia el sur, a través de gran cantidad de asentamientos, repartos y urbanizaciones construidos de forma desordenada. A la par, se ha practicado la agricultura intensiva en terrenos en pendientes, sin utilizar técnicas de conservación de suelos y aguas. Estos dos elementos han hecho que la infiltración disminuya y que la corriente aumente, arrastrando y erosionando el suelo, a tal grado que a inicio de los ochenta los cauces de Los Ladinos y de Jocote Dulce causaban graves inundaciones en los barrios situados al oeste de la Laguna.

Para remediar esta situación, la Alcaldía de Managua construyó un cauce interceptor, que recoge las aguas de estos dos cauces, y las condujo, con todos sus sedimentos, basuras y sustancias orgánicas, hacia la Laguna de Tiscapa, contaminando sus limpias aguas.


UN PARQUE CON NORMAS

Considerando el valor histórico y ambiental del Parque, más el riesgo de su topografía, hay una serie de normas para los visitantes. Está abierto de martes a domingo, desde las 8:00 a.m. a 8:00 p.m., en el caso de la laguna el cierre es a las 6:00 p.m.

Los colegios e instituciones que atienden a jóvenes y adolescentes pueden programar sus visitas de martes a viernes. No se permite la entrada de menores de edad si no llegan acompañados de adultos. Dentro del parque está prohibido el expendio y consumo de bebidas alcohólicas.

No se puede entrar con animales, equipos de sonido a alto volumen, acostarse y subirse en las bancas, no poner letreros ni andar con armas blancas o de fuego. El área infantil que lleva el nombre de la Profesora María Berríos es para menores de 12 años.

Aunque algunas personas se molestan con estas medidas, la práctica ha demostrado que es el Parque con mayor seguridad, donde las familias pueden llegar con toda tranquilidad, un lugar de esparcimiento para toda la población.


AÑOS DE ABANDONO

A pesar de los recursos naturales diversos que encierra el área protegida Laguna de Tiscapa, ha estado en abandono la mayor parte de las últimas décadas, habiéndose desaprovechado su viabilidad de desarrollo integral.

No existen registros de que la Laguna de Tiscapa haya estado sometida a algún tipo de manejo, o al menos haya estado bajo el cuido de alguna institución estatal u organización civil. La falta de control en el manejo de la misma y la ausencia de una estructura de vigilancia y de guardavidas, tuvo como consecuencia la muerte por ahogamiento de una buena cantidad de personas cada año.

A partir del momento en que se inició el proceso de contaminación, los frecuentes visitantes de la Laguna de Tiscapa desaparecieron por completo. Comenzaron a concurrir personas del bajo mundo y jóvenes adolescentes en plan de cacería de la exigua fauna que aún persiste en sus laderas, impulsados por una recreación mal orientada. La Alcaldía de Managua proyecta ahora protegerla con guardaparques y crear un sitio de esparcimiento y recreación para toda la población.


COMISION ADMINISTRADORA DEL PARQUE

El Parque Histórico Nacional Loma de Tiscapa, fue creado mediante el Decreto Ejecutivo No. 6 – 96, firmado por la Presidenta Violeta Barrios de Chamorro, con fecha 25 de abril de 1996 y publicado en La Gaceta No. 88 del 14 de mayo de 1996.

Lamentablemente la Comisión Administradora nunca se constituyó, ni institución alguna se hizo cargo del Parque, manteniéndose una discreta vigilancia por parte del Ejército y la Policía. Hace unos dos años, la Alcaldía de Managua, excluida de la Comisión, asumió la tarea de rescatar el sitio histórico. Por gestiones de la municipalidad, el Presidente Enrique Bolaños, reformó el Decreto mediante el No. 35 – 2003, con fecha 13 de abril del 2003, publicado en La Gaceta No. 74 del 22 de abril del 2003.

Estos decretos establecen la Comisión Administradora integrada por delegados de las siguientes instituciones: Presidencia de la República que la preside (no ha sido nombrado), Marena, Policía Nacional, Instituto Nicaragüense de Cultura, Ejército de Nicaragua, Instituto Nicaragüense de Turismo, dos representante por la sociedad civil vinculados a la investigación histórica o el medio ambiente (Instituto de Historia de Nicaragua y Centro América de la UCA y el Club de Jóvenes Ambientalistas), un delegado de la Alcaldía de Managua, quien desempeña el cargo de secretario ejecutivo.

Son funciones de la Comisión Administradora del Parque elaborar el Reglamento de Manejo y Protección; gestionar asistencia financiera y técnica para el manejo, desarrollo y conservación del parque; solicitar a las dependencias e instituciones estatales, su cooperación en la planificación, desarrollo y proyección del parque; elaborar el presupuesto anual para el desarrollo y mantenimiento. Hasta ahora ha sido la Alcaldía de Managua la que ha asumido el presupuesto de inversiones, mejoras y personal.

Otra de las reformas se refiere a la delimitación topográfica de las áreas comprendidas en el parque y presentar propuesta a la Comisión del Plan de Manejo correspondiente. Esta actividad está a cargo del Marena, la Dirección General del Ambiente de la Alcaldía de Managua y al Ineter, institución que no ha nombrado su delegado.


FUENTES INFORMATIVAS

Especial agradecimiento al ingeniero Luis Fiallos, quien ha estado al frente del equipo que elaboró la propuesta del Plan de Manejo de la Laguna de Tiscapa. Los datos y las explicaciones recibidas de su parte fueron de mucha utilidad para elaborar este reportaje.

Al ingeniero Carlos Herrera, Delegado de la Alcaldía en el Distrito III, a cargo de las obras de rescate y restauración de la laguna. Historia de Managua, Gratus Halftermayer. Monografía de la ciudad de Managua, Heliodoro Cuadra. Monografía de Managua, Guerrero y Soriano.
.


---
 

 

Derechos Reservados 2002. La información contenida en este medio de comunicación, no puede ser reproducida ni publicada, parcial o totalmente, en ningún otro medio de comunicación privado o público, sin el consentimiento por escrito de LA PRENSA S.A
 

 

Tiscapa: el coliseo abandonado de Managua

Renuevan parque Luis Alfonso Velásquez

Bosawás, “un tesoro del planeta” en peligro

Demanda del Nemagón llega hasta Ecuador

Canales UHF tendrán que “entenderse” con Estesa

América Móvil compra Enitel

Confirman interés de Humberto Ortega en Pochomil Viejo

Rescatan a Tomás Borge del canopy

Primera Dama inaugura canchas y ring de boxeo en barrios

Hoy es un buen día para donar sangre

¡Cómo sufrió la afición!

El “Che” Guevara tendría 76 años

Interruptor provocó apagón

Fiscalía investiga problema de propiedad denunciado por Alma

MTI avanza en la instalación de puente Likus

Panaderos anuncian protestas